2012-09-29

ALEJANDRIAKO LIBURUTEGIA SAREAN DAGO

Hauxe da nire aintzineko lagun batek (Maite Cuestak) eginiko post bati jarritako titulua. Institutuko garaiko laguna da, eta lanean urteak kanpoan egon arren, sare sozialei esker, berriz kontaktuan jarri gara. Eta idatzitako artikulua gustokoa izan dudanez; eta, horretaz gain, zueontzako ere interesgarria dela uste nuelakoan, hemen duzue hitzez hitz:
Maite Cuestaren web gunea: CHARCOAL (Plastika eta Marrazketarako web gunea)
A punto de morir el año 2012, los profesionales de la enseñanza en España nos seguimos planteando cómo utilizar los recursos TIC en el aula.
 Muchos todavía confían en el uso unidireccional de la tecnología, por ejemplo, proyectar imágenes o videos para que sean "digeridas" por el alumnado de forma pasiva o colocar a nuestros estudiantes delante de pantallas a la busca de la Wikipedia perdida.
 ¿Es el signo de los tiempos que nos ha pasado por encima sin respetar nuestras canas? Pero aún estamos a tiempo de descubrir los tesoros educativos presentes en la Red. Más allá de este o aquel buscador (sin menospreciar la relevancia de uno adecuado) y entendiendo que Internet es mucho más que la World Wide Web, los profesores tendríamos que llevar en nuestra bata una copia del siguiente decálogo:
 1-No despreciarás las redes sociales. No sólo pueden ser unas excelentes plataformas comunicativas, sino una abundante fuente de recursos educativos en torno al tema de tu especialidad. Grupos y comunidades pueden surtiros de imágenes, referencias y textos de forma sistemática.
 2-Tener un blog de aula nos ayuda a un desarrollo de contenidos muy dinámico y al tiempo interactivo. Propon a tus alumnos que participen con sus artículos tanto en torno a una actividad concreta como dando cierta libertad a las inserciones. Escribir en un blog favorecerá su expresión escrita, fomentará su espiritu crítico, su interés por la recopilación documental y la descripción de referencias bibliográficas. Además, puedes aprovechar la experiencia para explicar diseño gráfico, manipulación de imágenes etc..En este tipo de actividad están presentes varias competencias, aprender a aprender, la interacción con el medio, la competencia linguística, la artística, la digital etc.. 3-Procura tener una buena base de datos con los enlaces que consideres más relevantes y si es posible, comparte esa información en línea. Promueve que tus alumnos participen de ello y te ayuden a mantener un actualizado listado webgrafíco. 4-Un almacén de archivos en la Red es más que necesario. Hoy en día, es sencillo (y en ocasiones, sin coste económico) mantener una página web sin pretensiones, que te ayude a centralizar tus recursos bien sean documentales como externos (enlaces y aplicaciones ) de tal modo que tus alumnos siempre tengan un lugar donde acudir a descargar esa información.
 5-El uso de las webquest no está tan extendido como debiera entre los docentes españoles. Este tipo de diseño web tan específico es una potente herramienta pedagógica porque no se deja al alumno "indefenso" ante Internet. En la tarea propuesta, todo está medido y calculado y los criterios de evaluación permiten una concreción de los objetivos clara y rigurosa.
 6-No hay que tener miedo al correo electrónico. No supone una invasión de nuestra intimidad ni de nuestro tiempo libre y sí una forma activa de recordar tareas, recoger trabajos, abrir canales de comunicación con las familias, y lo más importante, prestar a cada discente la atención personalizada que a veces ratios elevadas y falta de tiempo no permiten. 7-La pizarra digital no es la panacea pero los profesores que la han incorporado a su actividad diaria constatan que mejora la interacción con los alumnos y que la retroalimentación se asegura en mayor porcentaje que utilizando las presentaciones de diapositivas tradicionales.
 8-Hay muchas plataformas multimedia y páginas de formación a distancia que son excelentes lugares para aprender y enseñar al tiempo. Lo que es bueno para tí, también puede ser bueno para tus alumnos. Los campus virtuales y el uso de las wikis son eficaces, no como sustitutivos del profesor, sino como aliados en su labor docente. Es importante que de nuevo, insistamos en la capacidad interactiva de estos recursos. Los alumnos HAN de participar, resolviendo ejercicios en línea, aportando tareas y entradas, completando cuestionarios, incluso participando en la edición y difusión de los contenidos. 9-Descargar recursos gratuitos es lo deseable siempre y cuando se respete la propiedad intelectual de sus autores. Observa la licencia de aquello que utilizas en tus clases y busca compartir lo que tú creas. Fomenta el aprendizaje colaborativo entre tus estudiantes. 
10-En un mundo globalizado, donde los mass media se han introducido en nuestras aulas disfrazados de periféricos de última generación en los bolsillos de los jóvenes,video conferencias y webinars son el lugar natural de una clase del siglo XXI. El aula es un espacio físico demasiado pequeño para contener el conocimiento que el alma humana ha generado. Traspasar las barreras físicas se impone para enriquecer la visión que los estudiantes tengan de la aldea global. 

 Terminado el decálogo, enseguida aprecio que se han quedado mil ideas en el tintero, realmente, aprisionadas entre las teclas deformes y degastadas de mi teclado. ¿Cómo podría terminar de convenceros de que Internet puede ayudarnos de forma sustancial en nuestras clases? Quizás sólo concluyendo con dos pequeñas pero ,espero útiles, ideas para el profesor: Es importante saber buscar, no quedarse con lo evidente. Cambia de buscador, escarba en listas de distribución, en bases de datos universitarias y tesauros. Ten olfato de sabueso, cuando encuentres una página relevante, seguro que los enlaces que te ofrece también lo son. Es una búsqueda exponencial, sabes de dónde partes pero no a dónde vas a llegar. Y para terminar,infórmate de lo que otros hacen, agrégate como amigo a grupos educativos, sigue blogs de tus colegas, manten el contacto por correo, subscríbete a revistas periódicos y newsletter, estáte abierto al mundo. No tengas prisa, nada es fácil y lleva su tiempo mas no dejes que la desidia se instale en tus clases. Enseñar implica aprender, y aprender implica transformarse y cambiar. 
Orijinala